Gobierno italiano retira su polémico decreto ley de expulsiones

El racismo que podría suscitar la nueva Ley de Seguridad llevó al presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, a dar su no al texto, lo que provocó que el Gobierno tuviera que plantearse la modificación de algunos artículos -conflictivos- para poder presentar el nuevo documento el próximo 28 de diciembre, antes de que caduque el actual decreto.

Ante la reacción de Napolitano, quien ratifica los documentos en último lugar, el presidente del Consejo de Ministros, Romano Prodi, expresó su convicción de encontrar una solución al tema de la seguridad. «El Gobierno quiere garantizar la continuidad en relación a la expulsión -aseguraron ayer fuentes del Ministerio de Interior-. Hasta hoy, hemos ofrecido toda nuestra responsabilidad al respecto, y lo seguiremos haciendo».

El «sí» en caliente del Senado

La verdad es que este argumento le ha dado bastantes dolores de cabeza a Prodi, desde que el pasado mes de noviembre el Senado aprobara la medida que consentía expulsar a los ciudadanos considerados peligrosos para el país, norma presente en el texto del Gobierno rechazado por el cargo más alto institucionalmente.

Fuente: abc.es