Acusan a EEUU de racismo

El presidente de México, Felipe Calderón, ha calificado de racista a EEUU después de asegurar que algunos estadounidenses afirman que los trabajadores mexicanos que viven en su país representan un problema económico, social o de seguridad.

El asunto del racismo de EEUU con los emigrantes mexicanos preocupa tanto al mandatario como la desaceleración del envío de las remesas que, según el Banco Mundial, ha crecido durante este año un 1,4%, lo que contrasta con el 20% del año anterior.

Las remesas, que suponen la segunda fuente de ingresos de divisas del país azteca, están destinadas principalmente al consumo de las familias mexicanas. Según una encuesta del Banco Central de México: el 85% se gasta en manutención, el 6,3% en educación y el 3,2% en mejoras de inmuebles. El año pasado, 23.000 millones de dólares cruzaron la frontera desde EEUU haciaMéxico.

El mandatario mexicano ya ha anunciado la creación de un programa denominado “repatriación humana”, con el que se pretende dar un trato más humano a quienes son repatriados desde EEUU.

Fuente: americaeconomica.com