¿Un nuevo país americano en el 2008?

Quienes vivimos en el Continente Americano solemos no tener la más remota idea de lo afortunados que somos. No sólo por la belleza y generosidad de esta tierra bendita, sino porque las cosas suelen resultar más estables que en la mayor parte del mundo.

No nos referimos, por supuesto, ni al entorno político ni a las placas tectónicas. Más bien, a que los estados nacionales que conviven en esta América están bien definidos desde hace más de siglo y medio: sabemos quiénes somos y en dónde estamos. Y ello tiene como consecuencia que haya muchas menos guerras y conflictos entre países que en los otros continentes.

Así, nos encontramos que desde que Uruguay (okey, okey: la República Oriental del Uruguay, o sea la que queda p’allá de ese río) aseguró su independencia de Argentina y Brasil; y las repúblicas centroamericanas decidieron seguir cada quién por su lado, hace más de 160 años, los países de América han sido básicamente los mismos. La única excepción la constituye Panamá, nacida en 1903. Pero ese proceso fue una triquiñuela de los gringos para que el istmo se separara deColombia (su propietaria original) y poder construir el mentado canal. Además, de eso ya pasó más de un siglo.

Fuente: elsiglodedurango.com.mx