EZLN: Democracia, justicia, libertad

El 1º de enero de 1994, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, formado por miles de indígenas mayas, tomó militarmente siete cabeceras municipales en el Estado de Chiapas, sureste mexicano.

En sus primeras proclamas, el EZLN anunciaba: “Hemos empezado la lucha que necesitamos hacer para alcanzar demandas que nunca ha satisfecho el Estado mexicano: trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz”. Desde ese momento, serían una fuerza gravitante en su país y en el exterior a través de diversas iniciativas. En la actualidad, continúan desarrollando numerosos proyectos comunitarios, resistiendo “el olvido, la discriminación, el saqueo de nuestras riquezas naturales, la explotación y opresión y toda clase de injusticia que desde hace más de 500 años hemos venido padeciendo los pueblos originarios de estas tierras”.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional es una organización social y político-militar fundada por cinco hombres y una mujer -tres mestizos y tres indígenas- el 17 de noviembre de 1983 en la Selva Lacandona. Algunos de sus miembros provenían de experiencias militantes anteriores, ligados al marxismo-leninismo latinoamericano, guevarista.

Fuente: prensadefrente.org