La manera en que Suiza aprovechó la esclavitud

Antiguo diputado, profesor e historiador, Hans Fässler publica un segundo libro sobre un tema ampliamente ignorado por la historia del país del chocolate. El texto muestra la manera en que Suiza participó en ese complejo sistema que contribuyó a un desarrollo económico que África no ha podido alcanzar.

No sólo estas familias suizas aportaron su caución ideológica a la esclavitud, sino que numerosos y eminentes intelectuales que compartían las ideas de Rousseau elaboraron minuciosamente los gérmenes anti-negros del racismo.

“No son gente, ni bestias y me dan asco… Además son ladrones, mentirosos y asesinos y no los cuido, salvo a mis trabajadores que son negros ya civilizados”, escribe en 1905 Fritz Alphonse Bauer, originario de la Chaux de Fonds

Hay también un glaciólogo de Friburgo, Louis Agassiz, autor de tesis racistas, que descubre a los negros en un hotel de Filadelfia: “la impresión que me causaron está en contra de todas nuestras ideas sobre la fraternidad del género humano y el origen común de nuestra especie”.

Un racismo ordinario, apoyado por la Iglesia. ¿El pastor Johann Caspar Lavater, de Zúrich, no había calificado al negro africano de “limitado como un animal pero hábil para las cosas simples”?

Fuente: swissinfo.ch