Claman justicia en caso de racismo en Arkansas

Familiares de Miguel Barrón Martínez, muerto a golpes en un presunto acto de racismo perpetrado en Roger City, Arkansas, Estados Unidos, pidieron justicia al recibir el cuerpo en la comunidad La Laborcilla, perteneciente a esta demarcación, de donde era originario el ahora finado.

Relató que su pareja trabajaba desde hace 14 años en Estados Unidos, país al que llegó en busca de una fuente de ingresos en actividades de la construcción. El 28 de diciembre pasado, Barrón Martínez intervino cuando dos estadunidenses agredían a unas personas, entre ellas su sobrino, dentro de su centro de trabajo. Los atacantes sometieron a Miguel y lo asesinaron a golpes.

María Vidal comentó que la golpiza dejó inconsciente a su esposo, quien permaneció nueve días en un hospital. No se recuperó, y falleció el 9 de enero pasado producto de un derrame cerebral.

Fuente: jornada.unam.mx