Campaña sexista y racista contra candidatos demócratas en EU

Señalan que a Hillary Clinton la critican por su ropa y sus emociones, cosa que no sucede con los hombres. En tanto, a Barak Obama le hacen comentarios discriminatorios sobre el color de su piel

Las expresiones de sexismo y de racismo han surgido en la competencia entre los senadores Hillary Rodham Clinton y Barack Obama por la candidatura presidencial del Partido Demócrata y las discusiones han sido a veces abiertas, a veces sutiles y a veces imaginarias.

Gracias a ellos, se ha renovado el debate nacional sobre qué es aceptable y qué inaceptable para decir en público.

La campaña de Hillary Clinton consideró como sexistas los comentarios en torno a su apariencia y sus emociones. Por su parte, los simpatizantes de Obama se han quejado sobre los tonos raciales por los comentarios en torno a su segundo nombre que suena a musulmán, Hussein, y a su reconocimiento de haber consumido drogas cuando era joven.

Más allá de los dimes y diretes entre una mujer blanca y un hombre negro que se disputan la nominación presidencial demócrata, la situación ha ofrecido un retrato de la sensibilidad nacional, o la falta de ella, a cierto tipo de comentarios.

Fuente: eluniversal.com.m