Ley de la selva ya rige en Bolivia

Desde que Evo Morales asumió el poder, 28 personas han sido víctimas del vandalismo de los indígenas. Algunas fueron enterradas vivas, otras linchadas, despedazadas a machetazos, colgadas o quemadas. Varias de las víctimas no cometieron ninguna transgresión, fueron producto del desenfrenado racismo de los indígenas hacia los blancos.

Hoy el tema empieza a ser investigado por organizaciones internacionales, que observan atónitos las enmiendas introducidas en la nueva constitución política, aprobada ilegalmente por el partido gobernante, que les permite a los indígenas actuar impunemente.

Thor Halvorssen, presidente de la Fundación para los Derechos Humanos, ha hecho un llamado de alerta internacional por lo que  considera “terror judicial”. El reporte indica que desde que  Evo Morales asumió el poder, 28 personas han sido víctimas del vandalismo de los originarios.

Algunas fueron enterradas vivas, otras linchadas, despedazadas a machetazos, colgadas o quemadas. Las leyes aprobadas permiten las torturas, los latigazos, la crucifixión, la pena de muerte para las mujeres acusadas de adulterio, las golpizas. Todo, sin efectuar juicio previo ni demostrar la culpabilidad de los acusados.

Fuente: diariodeamerica.com