Discriminación racial, discriminación estadística

Según un informe de la Comisión Nacional Electoral cubana (CNE) hecho público este viernes, un 35,67 por ciento de los 614 diputados electos a la llamada “Asamblea Nacional del Poder Popular” son negros y mestizos, lo cual supuestamente se correspondería con la composición étnica del país.

El último Censo de Población y Vivienda se realizó en la Isla en 2002, y sus resultados arrojaron que el 65 por ciento de la población residente en Cuba es blanca, el diez por ciento negra y alrededor de un 25 por ciento, mestiza.

El problema es que estamos en presencia de una estadística desfigurada. Y, en considerable medida, intencionalmente desfigurada. No cabe duda de que las cifras antes mencionadas no reflejan la realidad de la composición racial en Cuba.

Desde hace años el castrismo intenta disimular la clamorosa falta de representatividad de negros y mestizos en las instituciones oficiales, insistiendo en que dichas poblaciones son minoritarias. Una política respaldada por la ausencia de un criterio invariable, riguroso, a la hora de registrar racialmente a la nación.

Fuente: diariolasamericas.com