Aportación de los mestizos a México

México en cuanto nación, nace en el siglo XVI, con la doble aportación india y española en la sangre. De España derivamos la lengua, la cultura fundamental, la religión y en parte la sangre; y de las aportaciones nativas se deriva la formación nacional.

Con los mestizos surge una enorme cantidad de estilos arquitectónicos, gastronomía variada, ritmos musicales, creencias, maneras de vestir; las cuales pueden mostrar al mundo nuevas maneras de hacer las cosas.

La gastronomía se transformó de modo imprevisible. Piénsese por ejemplo en lo que significaron para la cocina europea el tomate, el cacao, las papas o patatas, la vainilla y, en contraste, para los amerindios, la introducción de lanares, equinos, vacunos y porcinos, así como del aceite vegetal y el azúcar.

En la pintura, la escultura, la cerámica, la urbanística y en un amplio conjunto de artesanías, así como en la literatura, la música y la danza. En los conventos e iglesias del siglo XVI, a la par que se perciben elementos del arte renacentista español, también se deja ver la presencia de la mano indígena. Esto mismo es patente más tarde en el florecer exuberante del arte barroco mexicano.

El arte Barroco Mexicano inconfundiblemente mestizo, se tradujeron en muestras innumerables como las de Tonanzintla, Santa Prisca de Taxco, La Valenciana en Guanajuato, Santa Clara de Querétaro, Santo Domingo de Oaxaca y La Enseñanza en la ciudad de México. Y no todo fue anónimo. Se conocen los nombres de pintores mestizos que produjeron sus obras en México. En el arte barroco mexicano predominaban las formas de: ángeles morenos, niños con penachos de plumas y frutos tropicales como coco, chile, mango, plátano y mazorcas de maíz.

Lo indígena aparece asimismo en pinturas murales como las que se conservan en el interior de templos del siglo XVI, en los que perduran elementos del gótico. Tal es el caso de los murales que pueden verse en las iglesias de Tecamachalco e Izmiquilpan.

En artes como la cerámica, México da testimonio del mestizaje en la que se conoce como «de Talavera de Puebla». En ella convergen influencias del mundo amerindio, de España y de China.

Como podrán darse cuenta los mestizos del México de hoy sabemos vamos a ser de los principales actores del desarrollo nacional y mundial , hemos elevado nuestra autoestima sabedores de nuestras fortalezas y debilidades que como herederos de lo mejor de nuestro mestizaje lo vamos a poner al servicio de todos.

Autor: frankancor
Email: fcogc1@hotmail.com