Guerras del fin del mundo

En 1893, un extraño personaje, un predicador iluminado y fanático llamado Antônio Vicente Mendes Maciel, conocido como Antonio Conselheiro (“el Consejero”), se estableció, con una multitud de seguidores, en Canudos, en las áridas tierras (los “sertaos”) del noroeste de la por entonces provincia de Bahia que, hoy, es uno de los estados que componen Brasil.

Libertos negros, los bandidos conocidos como cangaÇeiros, indígenas, mestizos y hasta desertores del Ejército, enardecidos por “El Consejero”, comienzan a amenazar la estabilidad de la recién nacida República de Brasil, que manda sus tropas hasta aquel rincón perdido de Bahía… Así comienza la Guerra de Canudos. Tras varias derrotas, un enorme ejército asalta la población en octubre de 1897: la incendia y masacra a la población, degollando a los prisioneros.

Aquella guerra remota, perdida en los confines de la historia, olvidada y estúpida se cobró más de veinticinco mil vidas…

Fuente: expansion.com