Tras las huellas del mestizaje en América

Luego de analizar unos 800 marcadores genéticos del genoma humano en trece poblaciones mestizas de siete países de la región, investigadores de América Latina, Europa y Estados Unidos demostraron cómo la historia colonial del área influyó en la diversidad genética existente hoy.

El estudio reveló marcadas diferencias genéticas entre las regiones del continente, aunque conservan rasgos e índices tradicionales de las poblaciones precolombinas.

A cargo de la investigación, el profesor de genética humana Andrés Ruiz-Linares, de la Universidad de Londres, afirmó: “Nos interesaba utilizar la genética para reconstruir la historia e identificar los genes de las enfermedades más frecuentes”.

Hasta ahora no se sabía con exactitud cómo había ocurrido ese proceso, que confirma el estudio más amplio realizado hasta hoy, cuyos resultados publica la revista PLoS Genetics.

La colonización europea, a fines del siglo XV, llevó al continente americano no solo cambios políticos y sociales, también convirtió a una población indígena en una mestiza, sostiene Ruiz-Linares.

La investigación confirma las huellas genéticas de ese turbulento período, caracterizado por una gran variación en  cuanto a la proporción de la ascendencia indígena, relacionada también con la densidad poblacional precolombina en cada una.

Fuente: radiorebelde.com.cu