Conflicto racial con raíces sociales

Psicólogos subrayan que en las nuevas generaciones de latinos y afroamericanos que ahora comparten la escuela, la tienda y las mismas comunidades están desconectados con su pasado y bombardeados por estereotipos negativos de ambas comunidades. Sumado a cierto tipo de racismo institucionalizado, esto desemboca en tensiones que muy a menudo pueden ser registradas como raciales cuando desde el principio no tuvieron que ver con el color de piel.

“Por un lado hay un sentimiento antiinmigrante en California y varios estados del sudoeste del país que no hacen sentir bienvenidos a los latinos. Por el otro los afroamericanos se sienten desplazados por los latinos que llegan y han cambiado las geografías que tradicionalmente eran afroamericanas”, expresó la psicóloga Kumea Shorter-Gooden de Alliant University International.

“Hay una limitación en oportunidades en educación y en empleos. Las comunidades donde viven estos dos grupos son las que más carecen de recursos y servicios, por lo que pareciera que la sociedad los ha olvidado”, agregó. “La población de color, incluyendo a latinos y afroamericanos, todavía tiene por resolver muchos temas relacionados con los derechos civiles. Pero a menudo es la misma sociedad la que ignora sus necesidades y entonces, a veces es la violencia una forma de hacerse visible”.

Fuente: impre.com