Neonazis frente a la justicia

Militantes del minúsculo pero activo capítulo portugués de la extrema derecha europea comenzaron a responder ante un tribunal por su “odio patológico e irracional contra las minorías étnicas”, según la acusación de la Fiscalía General de la República.

Los 36 acusados, todos ellos miembros de la Portuguese Hammerskin, la sección local de la organización neonazi europea Hammerskin Nation, se sentaron en la víspera en el banco de los reos y se estima que el veredicto del magistrado será pronunciado en el lapso de un mes, un récord para la morosa justicia portuguesa.

Agresiones, secuestros, posesión ilegal de armas y municiones de varios calibres, discriminación racial, distribución de propaganda nazi, así como venta de esteroides para financiar la organización, hacen parte del largo libelo acusatorio del Ministerio Público.

La fiscalía basa sus acusaciones en el Código Penal y en la propia Constitución de la República Portuguesa, que prohíbe expresamente cualquier discriminación basada en el “sexo, raza, lengua, territorio de origen, religión, convicciones políticas o ideológicas”.

Fuente: ipsnoticias.net