Futuro de la educación española

El tema de la educación debería estar en manos neutrales, alejado de los vaivenes políticos, para que los próximos informes PISA den resultados más óptimos sobre nuestros futuros ciudadanos: nuestros hijos y alumnos, y para ello podríamos optar por un MINISTERIO de EDUCACIÓN dependiente directamente de la Unión EUROPEA, para que así coincidan las materias y temarios de las enseñanzas básicas homologadas con el resto de los “campeones PISA” y no padezcan nuestros alumnos incoherencias como unas “competencias básicas” en lengua española y matemáticas que curiosamente se les ha amputado horas.

Creo que eso de ser hispano no es para avergonzarse, y esperemos que no tenga esto que ver con la “Ley de Memoria Histórica” por causa de un esclerótico revanchismo, pero en estos casos hay que recordar al docto Miguel de Unamuno al decir que “todo pueblo que no conoce su Historia está avocado a repetirla”; de ahí que deberíamos insistir a nuestros responsables para que no acabemos ni de manera bipartidista como en la época de Sagasta-Cánovas, ni bipolarizándonos en bloques aborregados como en la II República que desembocó en fratricida Guerra Civil; porque existen las minorías: No todos son católicos o ateos, no todos son de izquierda o derecha, no todos del barça o del madriz. También hay quien cree en las listas abiertas, porque son convencidos demócratas de centro.

Quizás si nuestros futuros ciudadanos conocieran bien la Historia de España, con sus sombras, como los hechos inquisitoriales de la Iglesia a la que aludía Sancho, y sus luces, como el mestizaje y extensión del español por Hispanoamérica, idioma que es fruto de un rico mestizaje intercultural, ya que el español no lo diseñó ni Franco ni César ni el rubio Abderramán II, sino que es el resultado de muchos siglos de mezclas, entre latinos, árabes… y ahora podríamos estar orgullosos que este idioma intercultural sea con sus más de 500 millones de hispanohablantes y más de 35 países el más extendido y vehículo comercial del mundo, ¿quién sabe si en el futuro será el que adopte la Unión Europea, la mayor potencia económica del mundo, como hacen en Brasil, Filipinas… donde es obligatorio en secundaria?.

Fuente: melillahoy.es