La ciudad Mestiza

Hace medio siglo, en Buenos Aires, se publicó la primera y tal vez única edición de “La ciudad Mestiza”, cuando Gunther Rodolfo Kusch tenía 30 años. Dicho trabajo, más algún artículo que publicaría ese año en el diario “La Nación” de Buenos Aires, serian incorporados, el año siguiente, en su mucho mas conocida “La seducción de la barbarie: análisis herético de un continente mestizo”.

Pareciera que a nivel de publicación, el precedente inmediato de la “Ciudad mestiza”, es un artículo aparecido en noviembre de 1951, en la Revista Sur, de Buenos Aires, Número 205, que dirigía Victoria Ocampo, titulada: “Paisaje y mestizaje en América”.

Kusch había ingresado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires en 1942, de donde egresó en 1948, y según sus propios testimonios fue hacia 1946 cuando comenzó sus búsquedas sobre el hombre americano, partiendo de dos variables de base (Galtung dixit) que me parecen no desdeñable para acercarse a su vigente pensamiento: su confesión religiosa protestante y su condición germanoparlante.

Desde su nacimiento hasta el comienzo de sus estudios secundarios ésa fue su matriz cultural, en medio de la cosmopolita Buenos Aires de los años veinte, treinta y cuarenta.

La singularidad de la obra kushiana no impide atisbar algunas influencias. Nos preguntamos si su interés por lo americano no comienza en sus estudios secundarios, dado que son coincidentes los últimos años de Ricardo Rojas (el de “Eurindia”), como docente de Literatura en el colegio Manuel Belgrano, donde Kusch hizo toda su secundaria. Se puede suponer que si no fue alumno de Rojas, lo fue de algunos de sus discípulos también allí profesores.

Fuente: elmercuriodigital.net