Migrar no es un delito

El Parlamento Europeo ha aprobado la Directiva por la que se pretenden armonizar las condiciones de detención y expulsión de inmigrantes en situación administrativa irregular, un texto que expresa la brutalidad con la que se pretende tratar a las personas que no disponen de un permiso de residencia en vigor.

Algunos aspectos destacables son:

La posibilidad de detener a la personas y mantenerlas encerradas en centros de internamiento especiales hasta 18 meses. Actualmente, en el Estado español, el tiempo máximo de internamiento es de 40 días. El Ministro del Interior viene anunciando que se ampliará a 60 días.

Posibilidad de encerrar a las personas en cárceles, aunque en módulos especiales, si no pueden ser encerradas en centros de internamiento especializados.

Posibilidad de expulsar a las personas en situación administrativa irregular a países de tránsito, aunque no tengan relación con esos países.

Fuente: blogs.periodistadigital.com