La insurgencia o los insurrectos

Para conocer un poco más, comparto lo que en México a través de los siglos, obra, como ya apunté, dirigida por Riva Palacio; sección de Julio Zárate a partir de Carlos María Bustamante. Edición del Libro primero (1808-1811) de 1954, pude extraer y que con redacción y ortografía original reproduzco: “Cerca de millón y medio de individuos, de la mezcla de los españoles con la clase indígena (mestizos), y de la de todos con los negros venían los mulatos, los zambos y los pardos, formaban la gran porción de los habitantes comprendida bajo el nombre genérico de castas.

De todos los componentes de esta grande agrupación etnográfica, los mestizos merecen llamar de preferencia del historiador, tanto por su importancia… por sus rasgos característicos y su notable acción en los sucesos que pronto iban á conmover la hasta entonces tranquila Nueva España.

Los mestizos y demás miembros de las castas estaban privados de toda instrucción. Tenían defectos propios de la ignorancia en que se les conservaba, y dotados de mayor energía y de más pasiones que los indios eran enemigos temibles de los dominadores. La raza blanca, menor en número que las agrupaciones anteriores, era, sin embargo, la predominante en la colonia por su ilustración y riqueza, y por el influjo exclusivo que ejercía, obteniendo sus miembros todos los empleos y disfrutando de los derechos y políticos. Dividíase en españoles ó europeos… y sus descendientes nacidos en América a quienes de dio el nombre de criollos que ellos cambiaron luego por el de americanos.

Las leyes españolas concedían unos mismos derechos á todos los blancos, pero los encargados de ejecutarlas apuraban los medios de destruir una igualdad que ofendía el orgullo europeo y contrariaba los intereses de los hijos de España.

Fuente: ecosdelacosta.com.mx