¿Son o no son racistas los españoles?

Luchar contra el racismo, la xenofobia y la desigualdad, sigue siendo una tarea pendiente en casi todas las sociedades, como se sugiere en el quinto programa del ciclo sobre el racismo en el mundo, realizado por Radio Nederland, y que esta semana profundiza en los aspectos de este flagelo en España: sus causas, sus consecuencias, sus motivaciones…

En España no se están llevando a cabo planes específicos para frenar el aumento que se ha generado en las denuncias de abusos y discriminación contra ciudadanos extranjeros y miembros de minorías étnicas como los gitanos.

Y no son casos aislados, sino que se ha detectado un incremento preocupante de actos discriminatorios en el ámbito laboral, educativo o en el acceso a la vivienda, como lo afirma Javier Bonomi, director de la Federación de Entidades Latinoamericanas en Cataluña. Según él, “la situación es muy dura para los inmigrantes, porque tienen cuartados sus derechos y, también, por lo general, están en inferioridad de condiciones desde el punto de vista laboral, pero principalmente administrativo y jurídico”.

En cualquier caso, debemos relacionar estas actitudes discriminatorias, en parte, con el relativo reciente fenómeno de la inmigración. Hoy, más del 11% de la población española es extranjera. Estas personas de todas partes del mundo, residentes en España, se pueden sentir discriminadas por el color de su piel o, simplemente, por ser diferentes.

Fuente: rnw.nl