Castas de la Nueva España

El Museo de Historia Mexicana de esta ciudad abrió sus puertas al público el 10 de julio pasado para exhibir la muestra Las castas de la Nueva España. Esta exposición está compuesta por 166 obras que pertenecen a la colección de Lydia Sada de González, una de las dos más completas e importantes de pintura de castas de Latinoamérica, la cual fue otorgada en comodato al Museo hasta el 2009.

La exposición

Incluye obras de algunos de los artistas más imitados en este género: Juan Rodríguez Juárez, Miguel Cabrera y Andrés de Islas, así como series de José de Páez y José Joaquín Magón, además de pinturas de autoría desconocida que aportan aspectos originales.

Los colores mestizos

Con dos siglos de uniones entre los grupos europeo, africano e indígena, el número de mestizos había crecido mucho.

En la Nueva España, a finales del siglo XVIII, la población indígena representaba casi la mitad de los habitantes; los blancos, menos de una cuarta parte; la otra cuarta parte eran de raza mixta. Además, había poco más de 6 mil esclavos de raza negra. Juntos sumaban casi cinco millones de habitantes.

Las pinturas iban más allá de una mera clasificación poblacional con fines científicos y políticos. Desde hace tiempo, algunos historiadores de arte han señalado el deseo de mostrar las características de las gentes de las Indias a una población europea ávida de conocer al “otro”.

Estas imágenes construyen un mundo galante y una utopía donde, casi siempre, los personajes se tratan con afecto y gentileza; donde existe una armonía social en que cada cual cumple su función y prevalecen las buenas costumbres.

Fuente: eluniversal.com.mx