WalMart: la moderna tienda de raya

Temas TOP
- Empresa
- El mestizaje en Venezuela
- ¿Qué paso en Perú?
- Independencia para los mexicanos, ¿somos independientes?
- SAFA
- Pecado original
- Voto por Mexico

En México, las tiendas de raya eran usuales durante el porfiriato. Consistían en establecimientos propiedad del dueño de una hacienda y donde era obligatorio, para los peones que trabajaban para dicha hacienda, adquirir allí las mercancías de primera necesidad, que eran más caras, de pésima calidad y que hacían que los peones estuvieran generacionalmente endeudados con el patrón. En muchos sentidos, estos establecimientos violaban una libertad de la persona: elegir libremente donde comprar.

Ahora bien, la cadena de supermercados Walmart ha modernizado las reglas de la tienda de raya: a los trabajadores (asociados, pero finalmente trabajadores) se les otorga como parte de su salario (de risa, casi simbólico) vales electrónicos, pero dichos asociados sólo pueden adquirir artículos en las tiendas filiales del lugar donde laboran (Aurrerá, Walmart, Superama, Sams, Vips, Soriana, etc.), sin que ellos puedan elegir libremente en dónde adquirir sus artículos de primera necesidad, que pudiera ser que en otras tiendas sean más baratos (por la competitividad) que en las tiendas de dicha cadena. Incluso la libertad de adquirir sus compras elementales en otro lugar que no sea un supermercado.

Además, las condiciones de trabajo son difíciles para los empleados de las baja esferas, así como los salarios tan bajísimos que perciben, sin que puedan ser merecedores de estímulos económicos o al reparto de utilidades (porque no se obtuvieron las ganancias esperadas, solo se les otorga un risible bono de mil pesos, cuando las utilidades anuales de la cadena Walmart es de miles de millones de dólares), y la prohibición de que los asociados (trabajadores) puedan coaligarse para formar un sindicato para defender sus intereses, el cual es un derecho para todos los trabajadores, de acuerdo a los artículos 123, fracciones XVI y XVII, y  9º, ambos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Ahora bien, les hacen pensar a los trabajadores de dicha cadena que no pueden sindicalizarse porque participan de una u otra forma como “asociados” de la empresa. Sin embargo, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo que en sus artículos 20 y 21 establecen:

“ARTICULO 20. SE ENTIENDE POR RELACION DE TRABAJO, CUALQUIERA QUE SEA EL ACTO QUE LE DE ORIGEN, LA PRESTACION DE UN TRABAJO PERSONAL SUBORDINADO A UNA PERSONA, MEDIANTE EL PAGO DE UN SALARIO.
CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO, CUALQUIERA QUE SEA SU FORMA O DENOMINACION, ES AQUEL POR VIRTUD DEL CUAL UNA PERSONA SE OBLIGA A PRESTAR A OTRA UN TRABAJO PERSONAL SUBORDINADO, MEDIANTE EL PAGO DE UN SALARIO.
LA PRESTACION DE UN TRABAJO A QUE SE REFIERE EL PARRAFO PRIMERO Y EL CONTRATO CELEBRADO PRODUCEN LOS MISMOS EFECTOS.”
“ARTICULO 21. SE PRESUMEN LA EXISTENCIA DEL CONTRATO Y DE LA RELACION DE TRABAJO ENTRE EL QUE PRESTA UN TRABAJO PERSONAL Y EL QUE LO RECIBE”

Es decir, que independientemente como le llame el patrón, la prestación de un servicio personal subordinado es una relación de trabajo y se rige por las normas y principios que contienen las leyes laborales.

Ahora hay que preguntarnos ¿porqué si ésta empresa viola muchas leyes se le sigue autorizando para que expanda su mercado con infinidad de sucursales? ¿Acaso el Gobierno, Secretaría de Hacienda y Crédito Público  o la Secretaría de Trabajo y Previsión Social no se dan cuenta de esas gravísimas violaciones del régimen jurídico mexicano? ¿Deberemos esperar un paro o protestas en las calles para que se resuelva el problema de la violación de las garantías sociales de los trabajadores?¿porqué siguen proliferando las sucursales de esta cadena, si no beneficia a la clase trabajadora? Es algo que nos costará trabajo responder, porque se involucran a personas corruptibles, a conveniencias políticas y económicas de los gobiernos, entre otras monerías más.

Pero lo peor es que esta situación no es exclusiva de esta cadena de tiendas, a todas vistas se trata de empresas extranjeras (maquiladoras, importadoras, supermercados, etc.) que compran mano de obra barata y hacen enormes fortunas gracias al trabajo mal remunerado de trabajadores mexicanos.

Autor: Dolores / dmosquiera1@hotmail.com
Un artículo obtenido de Artículo.org www.articulo.org

Regresar