Inmigrantes dispararon las tasas de natalidad en España

La iglesia de Lavapiés es un hervidero. Cientos de familias cumplen un ritual semanal en el templo, uno de los más castizos y diversos de Madrid. La voz del sacerdote es acallada, de vez en cuando, por los gritos de bebés o risas de niños. Si alguien se detiene a mirarlos, verá sobre todo rostros cobrizos, cabellos negros y ojos oscuros. Muchos de ellos son los “nuevos españoles” que han logrado el repunte de la natalidad en un país en el cual uno de cada cinco niños es hijo de madre extranjera.

El caso de esta parroquia es singular. Se trata de un barrio altamente poblado por inmigrantes. Sin embargo, ilustra una tendencia clara en la Península, donde, en el 2007, los partos de las madres extranjeras aumentaron un 16%, para llegar a 92 992, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En ese año, en España nacieron 491 183 niños. El 18,9% de ellos tienen padres extranjeros. Es la segunda generación de un proceso migratorio, el cual permitió que la población extranjera alcanzara los 4, 5 millones de habitantes, es decir el 10% de la población total. En el 2002, los nacimientos de madres extranjeras fueron 44 198.

El año pasado, los dos colectivos extranjeros que encabezaron la lista de nacimientos en España fueron el marroquí (20 058 niños nacidos en el 2007) y el ecuatoriano.

Fuente: elcomercio.com