Alemania no combate suficientemente el racismo

Algunos elogios se ha llevado Alemania del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas. Sin embargo, en general las conclusiones del informe sobre el racismo en este país son negativas.

Han sido la víctima tradicional de todos los racismos y aún así, la marginación de los gitanos no parece tocar techo en Europa. A finales de junio de este año, la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea advirtió de la dramática tendencia: los ataques xenófobos contra los cíngaros llevan años creciendo en el Viejo Continente. Ahora otro estudio lo confirma, esta vez centrado sólo en Alemania y elaborado por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas (CEDR).

Y para desgracia de un país multicultural como Alemania, no son sólo los gitanos los que en pleno corazón de Europa se encuentran con el desprecio y la incomprensión, cuando no con cosas peores, sino también otros colectivos que pertenecen igualmente a los acostumbrados al rechazo: judíos, musulmanes y asilados, especialmente si proceden de África.

Fuente: dw-world.de