Las ongs y sus propias contradicciones

Cuando hablamos de ONGs, hablamos de instituciones libres de pensamiento, financiamiento y libertad para actuar, sin embargo, aun no esta claro su ámbito de actuación, su independencia de trabajo, y si realmente buscan reducir la pobreza en sus ámbitos de intervención.

En el mundo de las ONGs, existen muchas dificultades, y muchas contradicciones, como lo dice Jordi Raich en su libro “El Espejismo Humanitario”, donde existen muchos peculiarismos, y muchas imprecisiones, para poder acertar el trabajo exacto de la cooperación, sin embargo se autodenominan instituciones independientes y con libertad de trabajo.

En el tema del financiamiento , debilidad inducida de las ONGs, es hablar de depender de las subvenciones publicas y privadas, según la literatura, mientras menos dependencia publica tengas, mas libertad de actuación tendrás, este tema es difícil de conseguir, porque en la actualidad las ONGs, dependen muchísimo, de las financiaciones de los gobiernos, ayuntamientos, diputaciones, para poder financiar sus proyectos, salvo ONGs, que también son fuertes, pero que solo reciben financiación privada en la mayoría de los casos, como son las de apadrinamiento, pero que siempre reciben fuego cruzado de parte de las demás.

Es digno destacar la labor que realizan Intermon Oxfam, Acción contra el hambre, Save the Children, Plan Internacional, etc., que además de realizar proyectos de Desarrollo, realizan investigación y es destacable su incidencia política frente a los gobiernos de turno, es difícil, pero no imposible, porque finalmente lo que se requiere es que se perfeccionen las políticas publicas y que su ultima instancia sean formular leyes para beneficio de la población necesitada.

Saber planificar sus actividades, es saber como actuar y como intervenir, sin embargo muchas intervienen sin hacer una línea de base, y sin basarse en estadísticas publicas, la importancia de saber como intervenir, es en ampararse de manera definitiva en las políticas publicas, principalmente en sectores como salud y educación, que son dos temas cruciales en un país en desarrollo. El punto importante es la sinergia y el trabajo conjunto para alcanzar metas en común, sin embargo existe mucho egoísmo, donde solo quieren que aparezca un solo nombre en las metas.

Mucha gente formada en occidente, que van como cooperantes a países del sur, tienen la convicción de querer cambiar el mundo, leyes y principios del mundo del sur, cosa totalmente errónea, porque no conocen los procesos ni las circunstancias reales por las que atraviesan nuestros pueblos, es necesario que sepan que siempre es importante, respetar la idiosincrasia de las culturas, observar su desarrollo, y luego poder brindar alternativas para su mejor aplicación, esto debería ser tomado muy en cuenta, por la gente formada en Europa, y que no son los que tienen la varita mágica ni la flauta de Amelin.

Las Ongs deberían replantearse sus estatregias de intervención, aprovechar mas el capital humano existente en el sur, me refiero a profesionales técnicos, que conocen la realidad mejor que consultores que vienen de fuera, que pueden dar iguales o mejores puntos de vista a los procesos de desarrollo, por otro lado, las Ongs, deben ser abiertas a establecer alianzas estratégicas, para poder hacer un mejor trabajo, es decir que aprendan de otras, y que brinden sus experiencias a otras, esto se llama intercambio experiencial.

Las Ongs, crecen, pero también encuentran limitaciones, pero son fuentes de creación y de férrea lucha por reivindicaciones y por leyes que permitan una mejor calidad de vida a las poblaciones a las cuales facilitan ayuda, solo ellas a través de un trabajo eficiente pueden ser capaces de abrirse espacio, y ser entes de credibilidad y de incidencia por el mejoramiento de los pueblos en calidad de vida y desarrollo.

wendel sancarranco hidalgo.