Gobierno peruano se acuerda de subvencionar pensiones de la gente pobre

El Gobierno del Presidente Alan García, ha dado un paso importante en la regularización del mercado laboral, con la nueva ley de MYPES, de esta manera se formaliza, y asegura una pensión a miles de peruanos y peruanas, que estaban excluidos en la informalidad, y subyugados por no poder cotizar a la seguridad social y no tener acceso a la salud y a cobrar una digna pensión.

Este problema viene acarreándose desde hace mucho tiempo, la informalidad reinante en las pequeñas y medianas empresas, la falta de acceso a información para tener legalidad, además del miedo y la falta de compromiso de querer pagar impuestos que benefician a la población mas necesitada; esta gente que trabajaban en estas empresas, no podían decir nada cuando llegaban los inspectores de trabajo, solo tenían que hacer de títeres para decir que recibían todos los beneficios.

Esto ya se acabo, a partir de ahora, el gobierno subvencionara, un promedio de 800 millones de soles anuales, unos 200 millones de euros, que permitirá, abonar el 50% de las cotizaciones, el otro 50% correrá por cuenta del pequeño empresario, si se dan cuenta después de mucho tiempo, el estado peruano empieza a subvencionar el capital humano, algo que había quedado sellado, desde el shock aplicado por Fujimori y donde se corto las ayudas y el apoyo a los mas necesitados, pero estaba claro que eso no era la solución, que si se mantenía así la política gubernamental no era sostenible el desarrollo del país.

Con esta ley, también mas de 81,000 servidore/as públicos, podrán también tener acceso a la seguridad social, puesto que solo tienen un contrato por servicios no personales, funesto y fatal para los derechos de los trabajadores, y que también dará a mucha gente competente y capaz un respaldo a sus labores y un derecho que nunca debió de ser quitado. Esta ley por otro lado reivindica las vacaciones, el descanso semanal, y la remuneración mínima vital que es de 550 soles mensuales, unos 137 euros.

Cabe precisar que con esta ley, también se determina asegurar 1 millón 500 mil asegurados mas a la seguridad social, aumentando de 6 a 7 millones y medio que permitirá mejorar y ampliar los servicios médicos y asistenciales, además de que mas gente pueda tener derecho a la salud, y que por el lado laboral permitirá que 400 mil empresas es decir el 72% de las pequeñas empresas puedan volverse formales, por ultimo las Administradoras de Fondos de Pensiones, tendrán mayor capital y podrán invertir en proyectos de desarrollo en nuestro propio país.

Con esto podemos decir, que veremos en el futuro ancianos con una pensión digna, una seguridad social fortalecida y solvente, una voluntad política en respuesta a las necesidades de la gente, y un capital social amparado en sus derechos que lo respaldan.

wendel sancarranco hidalgo. españa