Presupuestos públicos al alcance de los pobres del Perú

El día de ayer el Presidente de la Republica Alan García, premió a los Proyectos ganadores de partidas presupuestales a través del Foniprel, (Fondo de Promoción a la Inversión Publica y Local) con este servicio se podrán beneficiar Gobiernos Regionales y alcaldías a través de convocatorias publicas donde se harán acreedores al Presupuesto que necesitan para sus Proyectos de Desarrollo.

Este proceso marca un hito importante de asignación presupuestaria, puesto que anteriormente las partidas iban directamente asignadas en montos a las regiones y alcaldías, ahora es un 60% ( que es generalmente lo que gastaban) que es entregado y el otro restante a concursar públicamente, eso me parece bien, porque genera competitividad, y además que permite ser eficientes en el gasto social, porque además que se ejecutan obras a favor de las mas pobres, también se deja cubriendo la totalidad de la partida, antes si sobraba dinero se devolvía al tesoro publico hasta el siguiente año, los gobiernos regionales y locales ahora tendrán que ganarse este dinero con propuestas viables y que permitan principalmente reducir la pobreza de sus poblaciones.

Lo peligroso de los presupuestos participativos, siempre ha sido que genera dispersión, puesto que asignando dinero solo a pequeños proyectos, no se logra reducir la brecha de pobreza, lo que se requiera es que este dinero vaya a grandes proyectos que se vea irradiado a toda la población; que se gasten en proyectos de trascendencia, como por ejemplo en agua, infraestructura sanitaria, energía eléctrica, proyectos viales y agrícolas. Los departamentos con más proyectos aprobados son: Ayacucho (15%), Apurímac (14%), Piura (13%) y Cajamarca (10%). Todos a excepción de Piura, son considerados como departamentos de muy alta necesidad.

Es importante estos fondos porque permiten que las poblaciones participen democráticamente para que ellos seleccionen hasta dos proyectos de gran envergadura, asimismo se hace necesario también que los gobiernos regionales y alcaldías cuenten con técnicos calificados en proyectos, que puedan generar valor agregado a los proyectos, y que los gobiernos mas pobres no se queden sin proyectos, es bueno que ofrezcan salarios competitivos y que al final se vean beneficiados todos. Con esto se consigue la redistribución de la riqueza, se fomenta la descentralización y se origina una lucha frontal contra la pobreza. Además se frena parcialmente el gasto público, ya que generaba inflación, y permite la reducción del endeudamiento.

Esta forma de dotar de presupuestos, permitirá, competitividad, focalización prioritaria del gasto publico en reducir la pobreza, y además será una inversión paralela a lo ya presupuestado, así se permitir cerrando la brecha de la pobreza por el bien de la población pobre peruana.

autor wendel sancarranco hidalgo
bilbao españa