Racistas pero no racismo en USA

La noche más larga para Harry Truman fue cuando, habiendo llegado a la Casa Blanca al fallecer Roosevelt, se presentaba frente al republicano Dewey. Antes de la convención demócrata, Truman ya iba tan por debajo en las encuestas que en el partido demócrata se plantearon otra candidatura. Así transcurrieron las cosas hasta noviembre.

Finalmente, Truman ganó. Se hizo célebre la foto en la que, con una sonrisa de oreja a oreja, Truman sostiene un periódico de Chicago con el titular: «Dewey derrota a Truman». El giro electoral había sido espectacular. El «Chicago Tribune» la pifió totalmente. Acaba de declarar su apoyo a Obama: es la primera vez que -según el «Wall Street Journal»- apoya a un candidato demócrata en sus 161 años de historia. Ahora algunos republicanos piensan en una noche que fuera como aquella, con McCain vencedor frente a un Obama que ayer -según Reuters- llevaba diez puntos de ventaja, manteniéndose la racha de situarse por delante, con predominio en las predicciones sobre el resultado en términos de Colegio Electoral: de 538, 313 se adjudican ahora mismo a Obama, 174 a McCain y 51 todavía están en el aire. La cifra mágica es 270. Gane o no, el partido republicano ya no será el mismo.

De manera que los demócratas buscan compensar una autosatisfacción que siempre es contraproducente, porque el electorado fiel se confía demasiado, da por hecha la victoria y ya no va a votar. Mientras tanto, la campaña de Obama anda incluso sobrada de dinero. El director de «Newsweek», Fareed Zakaria, ha respaldado a Obama, como Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal, en plan de consejero muy próximo y garante del rigor fiscal. También «The Times» de Londres apoya a Obama. Es propiedad de Rupert Murdoch, a la vez dueño de la cadena «Fox News» de la que Obama viene quejándose a lo largo de la campaña.

Fuente: abc.es