Argentina: sin reforma agraria no hay bicentenario ni independencia

Justicia y Territorio para los Pueblos Indígenas, Campesinos y agricultores familiares. Sin esto, la conmemoración del Bicentenario de la Independencia será otra burla más en el rostro de la Nación.

Buenos Aires y sus ciudades satélites (el Gran Buenos Aires), Rosario, Córdoba y La Plata concentran casi la mitad de toda la población argentina. Son las 4 ciudades fundamentales de la Pampa Húmeda. Desde la década del 40′ en el Siglo 20, coincidiendo con el advenimiento del peronismo, millones de argentinos, en su mayoría descendientes de indígenas, mestizos y negros, abandonaron sus terruños originales en las provincias del Norte, atraídos por la industrialización creciente de Buenos Aires y de las otras ciudades mencionadas.

Estos millones de migrantes internos fueron llamados “cabecitas negras” por las oligarquías locales y sus chupamedias. Eran miles de correntinos, chaqueños, santiagueños, tucumanos, jujeños, catamarqueños, sanjuaninos, entre otros. También miles de paraguayos engrosaron las periferias de las grandes ciudades, buscando un trabajo.

Y siguieron llegando

En las décadas subsiguientes, marcadas por el exilio de Perón (que fue derrocado por militares), la proscripción y resistencia peronista y las dictaduras militares, matizadas por dos gobiernos “democráticos” condicionados; la migración del interior no se detuvo, a pesar de la caída del empleo y el recorte de los derechos de los trabajadores.

Fuente: kaosenlared.net