Rusia: apuesta estratégica en Latinoamérica peligra en Venezuela

Mientras sus naves de guerra atracan en La Guaira, el presidente Dmitri Miedvyédiev planea una recorrida al sur del río Bravo. En realidad, es un desafío mayor a la vacilante influencia norteamericana. Pero la escala venezolana crea dudas.

Pese a que los crudos hayan caído varias veces bajo los US$ 50 el barril y gracias a Gazprom –el monopolio gasífero más grande del mundo-, Rusia dispone de efectivo para aventuras en las que, hoy, Estados Unidos ni sueña. Entre ellas, financiar un reactor nuclear venezolano y mejorar la asistencia a Cuba, desde la guerra fría el aliado –o títere- más firme de Moscú en Latinoamérica.

Sin embargo, cuando arribe a las Antillas la semana próxima, Miedvyédiev quizá encuentre un clima menos receptivo que hace dos o tres meses. El descenso de precios petroleros, los efectos de la crisis financiera occidental en el este europeo y el surgimiento avasallador de Barack Obama ofrecen esperanzas al subcontinente e inspiran dudas sobre Rusia como socia económica.

Fuente: mercado.com.ar