Obama, etnia y mercado

El triunfo sin discusión obtenido por Obama para presidente de Estados Unidos representará un cambio fundamental para la política internacional global que proyectará la primera potencia mundial. ¿Por qué el cambio?

Obama hasta ahora no ha hablado de “cambio”, sino como quien quiere y no quiere significar algo. Pero necesariamente tiene que haber cambio; negro o mestizo, interiormente dentro de Estados Unidos. Resulta ser un negro (o mestizo) que viene a mandar a los blancos, lo que desde antes de la Cabaña del Tío Tom no había sucedido. (Hace pocos años me tocó presenciar en un restaurante dentro de Estados Unidos la discriminación que se hacía a los negros; en ocasiones mulatos o mestizos.)

El nuevo Presidente tiene que preparar su política bien definida para ir eliminando la fuerte diferenciación racial que aún existe, rezago de la contribución afro-jamaicana a los sembríos americanos. Hace unas décadas visité Washington por primera vez, y me quedé asombrado de observar el dominio de la raza negra, y la gran cantidad que trabajaba en el departamento de Estado. Hoy se comprueba el vigor de esta cultura cuando –negro o mestizo– se rompe la tradición política. Tal fue la influencia que sentí.

Fuente: eluniverso.com