Huye norteamericana del racismo en EEUU

Norteamericana va al país azteca después de quedar viuda por ataque racial contra su esposo mexicano. No tengo miedo por mí, si no por mis hijos porque ellos tienen sangre mexicana. Estas fueron las palabras expresadas por Cristal Dillman, una norteamericana de 24 años, víctima del odio racial en su país, que tiene como objetivo sensibilizar a las autoridades de México para que le permitan vivir legalmente aquí.

Sus ojos azules se contraen y su rubio rostro hace muecas para evitar el llanto cuando se pregunta cómo mantendrá a los dos hijos que procreó con su esposo Luis Eduardo Ramírez, un mexicano asesinado a golpes por cuatro jóvenes anglosajones el pasado 12 de julio en Shenandoah, Pensilvania.

Desde ese día, Cristal clamó justicia, organizó marchas en las que levantó por los aires a la bandera mexicana y buscó trabajo en esa pequeña localidad minera de apenas cinco mil habitantes que la vio crecer y donde conoció a su difunto marido.

Fuente: impre.com