El mestizaje en tiempos de crisis

Sería imposible que Euskadi llevara ya ocho años consecutivos con un saldo migratorio positivo si no fuera por la llegada masiva de personas extranjeras a Euskadi. La comunidad autónoma aumentó su población en 17.692 personas en 2007 gracias a la inmigración (el saldo con respecto al resto de España es negativo, con 2.192 personas menos), según los datos difundidos ayer por el Eustat.

Conscientes de que el futuro tiene que ser mestizo, varios ayuntamientos vascos han querido sumarse hoy a los festejos del día internacional de las personas migrantes con actos que envían un mensaje en favor de la convivencia entre culturas. Mientras tanto, el colectivo inmigrante lucha por aguantar como puede su situación de eslabón más débil de la sociedad ante la actual crisis económica.

La cosa está bastante difícil. A la gente que está con hipotecas la están embargando. Las mujeres que trabajan de empleadas en el servicio doméstico y los hombres de la construcción se están quedando rápidamente sin trabajo, sin expectativas de encontrar otro a corto plazo”, señala Alberto Galindo, presidente de la Asociación de Colombianos en el País Vasco. “Cuando uno tiene familiares aquí puede recurrir a ellos y pedirles un préstamo para salir adelante, pero aquí sólo se tienen a sí mismos”, añade Galindo.

Fuente: elpais.com