Un mal año para inmigrantes

Este no ha sido un año fácil para los inmigrantes en Estados Unidos. Masivas redadas en centros de trabajo de costa a costa, la promulgación de medidas contra los indocumentados en varios estados y una escalada en el número de crímenes de tinte racial contra los latinos, han generado indignación y preocupación en esta comunidad.

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) reportó una cifra récord de deportaciones, regresando principalmente a Latinoamérica a más de 323.000 inmigrantes, un aumento del 20% en comparación al 2007.

En el 2008 más de 1.300 medidas relacionadas con la inmigración fueron presentadas en 41 estados, principalmente para limitar el acceso de los inmigrantes a las licencias de conducir, a la vivienda, al empleo y para aumentar los esfuerzos policiales contra la inmigración ilegal, según datos de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

Fuente: news.bbc.co.uk