150 años de El origen de las especies

La obra de Darwin representa un parteaguas en la manera actual de concebir la biología, los fenómenos de la vida, la ciencia en Occidente y la cultura, aseveró el científico de la UNAM.

Cuando el 24 de noviembre de 1859 Charles Darwin publicó su obra El origen de las especies, en menos de 24 horas los mil 250 ejemplares que se pusieron a la venta se agotaron. Con esa obra el biólogo británico sentó las bases de la teoría moderna de la evolución de las especies mediante un proceso de selección natural. Pese a que en aquella época sus ideas causaron intensas discusiones y controversias, especialmente en la comunidad religiosa, sus teorías fueron respaldadas por la mayoría de los científicos y representaron un hito en la historia de la biología.

En 2009 se celebrará en todo el mundo el 150 aniversario de la publicación de dicha obra y 200 del nacimiento de su autor. Pero, más allá de los festejos, será un año para reflexionar sobre su legado, repensarlo, valorarlo, difundirlo y trasladarlo a nuestro tiempo, en el cual sus teorías recobran vigencia de manera continua.

En un contexto darwinista, y desde hace muchos años, el investigador Antonio Lazcano Ararujo, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estudia el origen de la vida. Con motivo de estos aniversarios el científico aborda la transcendencia de la obra de Darwin y afirma que en nuestro país estos festejos deben ser entendidos como “un canto al México laico”.

Fuente: jornada.unam.mx