Fallo histórico contra discoteca, por racismo

Cerca de $100 millones deberán pagar, en conjunto, dos reconocidas discotecas de la ciudad, para indemnizar a dos jóvenes a las que les negaron el acceso a tales establecimientos por ser de raza negra.

La orden fue impartida por el Juzgado Octavo Civil Municipal de Cartagena al resolver una demanda instaurada por Johana Acosta Romero y su hermana Lena, quienes también en el 2005 ganaron una acción de tutela contra los mismos negocios por haberles impedido entrar.

La demanda se basó en la protección al derecho a la igualdad y el principio de no discriminación racial, quebrantado por las discotecas La Carbonera y Q-kayito.

Fuente: latarde.com