Discriminación incuba desde la colonia los cambios de apellido

En 1975, Banzer emitió un decreto para que los indígenas puedan cambiarse de apellido y acceder a institutos superiores. Hasta hace tres años era frecuente el cambio de los apellidos indígenas por motivos de discriminación.

Era 1975 cuando se autorizó a los indígenas, a través de un decreto supremo, cambiarse de apellido. La decisión la adoptó el entonces presidente de la República Hugo Banzer Suárez, ante la presión campesina que reclamaba por la discriminación que sufrían al no ser aceptados en institutos superiores por llevar apellidos de sus ancestros indígenas.

Es decir, Banzer no atacó la discriminación; con un decreto la robusteció. Sin embargo, la discriminación por el apellido data de la colonización y se acentúa en el período republicano.

El lingüista Eulogio Chávez realizó diversas investigaciones sobre el tema y en una de ellas encontró el decreto dictado por Banzer. “La Confederación de Campestres se organiza en 1973, ellos demandan al Estado porque hay esa discriminación en los institutos militares, policiales y en la universidad. A raíz de eso, los ministros se reúnen y optan por sacar un decreto y con él pueden cambiar de apellido”.

Fuente: la-razon.com