Una Europa que avanza marcha atrás

Medio millar de personas formaron una marea multicolor que con una sola voz reivindicó la igualdad de derechos para las personas más allá de su origen. Esta vez, la marcha contra el racismo puso en el punto de mira la crisis y la directiva ‘de la vergüenza’

“Esto es una carrera de fondo”, espetó ayer el representante de SOS Racismo Agustín Unzurrunzaga, sabedor de que la batalla por que todas las personas, independientemente de su origen o color de piel, tengan igualdad de derechos y de oportunidades no se gana en dos días.

Precisamente por eso, la Marcha contra el Racismo y la Xenofobia, que se celebró entre el barrio pasaitarra de Trintxerpe y el Boulevard de Donostia, cumplió ayer su duodécima edición, con energía renovada y nuevas reivindicaciones.

El lema elegido para esta ocasión fue La Europa de la vergüenza , haciendo referencia a uno de los “tres ejes” que, según anunció Unzurrunzaga, más “preocupan” a las personas que defienden los derechos de los inmigrantes. Por un lado, la conocida como Directiva de la Vergüenza y determinados pactos de inmigración y asilo acordados por diferentes gobiernos, ya que todo ello sólo sirve para promover “políticas restrictivas”

Fuente: noticiasdegipuzkoa.com