Cambio social

La expresión cambio social se refiere al estudio de las causas o factores que producen el cambio en las sociedades. El término es relevante en estudios dedicados a historia, economía y política, y puede abarcar desde conceptos como revolución y cambio de paradigmas hasta cambios superficiales en una pequeña comunidad.

El cambio social incluye aspectos como el éxito o fracaso de diversos sistemas políticos y fenómenos como la globalización, la democratización, el desarrollo y el crecimiento económico.

Es decir: el cambio social consiste en la evolución de las sociedades, desde cambios a gran escala hasta pequeñas alteraciones.

El estudio del cambio social suele considerarse una rama de la sociología, pero también atañe a las ciencias políticas, económicas, a la antropología y a muchas otras ciencias sociales.

Las personas pueden adherirse a las tesis del cambio social. En este contexto, la expresión cambio social se refiere a las acciones en defensa de la causa que pretende cambiar la sociedad para mejor.

Según el Proyecto de investigación para el cambio social mundial (Global Social Change Research Project): El proceso de cambio social, político y económico es muy complejo.

El cambio puede afectar a diversos factores, y puede comprender el desempeño de diversos procesos simultáneos. En primer lugar, muchos factores ocasionales, únicos o aleatorios influyen en los procesos de cambio. Por ejemplo, la geografía puede incidir sobre el hecho de si una civilización desarrolla un gran centro o varios centros más pequeños. De modo similar, la presencia o ausencia de personas concretas puede ser determinante del camino que tome una sociedad.

En consecuencia, las formas concretas que adopten una sociedad y los caminos concretos por los que discurra, por ejemplo en cuanto a desarrollo, no serán iguales si tomamos como ejemplo diferentes sociedades. Por otra parte, hay procesos sistemáticos o comunes que afectan a todas las sociedades.

Por ejemplo, un desarrollo de éxito suele exigir un grado básico de movilización social, diferenciación estructural, desarrollo de recursos libres, especialización y diversificación de organizaciones sociales, así como un sistema de gobierno estable y flexible.

El análisis del cambio social, político y económico puede efectuarse mejor atendiendo a una combinación de factores sistemáticos y con otros únicos, aleatorios u ocasionales.

Tendencias globales

Algunas tendencias globales en el cambio a escala mundial se ocasionan en el hecho de que la población mundial se ha ido concentrando progresivamente en las áreas rurales y urbanas menos desarrolladas del planeta, se ha producido un crecimiento enorme del uso de Internet, las tasas de mortalidad infantil se han reducido, el analfabetismo ha remitido, cada vez más personas viven en libertad, la renta per capita ha aumentado y la pobreza ha descendido.

No obstante, los cambios no se han producido de forma igualitaria en todo el mundo. Por ejemplo, en 1960, la tasa de mortalidad infantil era más de 4,5 veces superior en los países en vías de desarrollo que en los países industrializados.

En 2000, las tasas de mortalidad infantil en los países en vías de desarrollo era unas 10 veces superior a la de los industrializados. Esto es: las tasas de mortalidad infantil descendieron más rápidamente en los países más desarrollados. Se pueden observar disparidades similares en lo que se refiere a analfabetismo y libertad política; es decir, que las condiciones mejoraron en los países menos desarrollados, pero no tanto como en los desarrollados.

Además, algunos países experimentaron un empeoramiento de las condiciones de vida, como aumentos en la mortalidad infantil, en las tasas de analfabetismo y en la ausencia de libertad.

A pesar de todo, estas pautas son complejas, puesto que habitualmente en un país puede observarse un empeoramiento en una de las condiciones, mas no en otras. Esto quiere decir que no parece haber una pauta unívoca de países que sufren un empeoramiento general de sus condiciones de vida.

Fuente: Wikipedia