Comunicación

Tiene su raíz en la palabra latina “communicare”, que significa “poner en común”. Concepto del que se sirve una gran variedad de ciencias para definir, cada cual en su campo, una infinidad de fenómenos distintos aunque todos ellos de naturaleza similar que se explica en su raíz etimológica.

Genéricamente se trata de la acción o efecto de comunicar o comunicarse. Aunque también se designa así al “papel escrito” que anuncia sobre una persona o circunstancia particular, y luego por carácter transitivo pasó a llamarse al “mensaje” mismo.

Para la Sociología el énfasis en la comunicación está en Niklas Luckmann (1984) -biografía en inglés-, que desde un punto de vista funcionalista establece categoría de Sistemas de comunicación para los Sistemas sociales y con un proceso de reducción de complejidad en la incorporación de elementos, explicado por un proceso de autopoiesis.

Véase también:

  • comunicación social
  • Proceso de intercambio de información
  • En química, vasos comunicantes.
  • Comunicación animal
  • Fenómeno de comunicación

De acuerdo a la forma en que tales procesos de comunicación ocurren, es posible hablar de distintos “tipo” aunque más propiamente dicho “fenómenos” comunicacionales según los medios empleados:

Oral (por ejemplo una conversación)

  • gestual (una seña, por ejemplo un giño de ojo)
  • escrita (una carta)
  • emisión (bradcasting: medio de comunicación masivo: radio, televisión, etc)
  • electrónica (un correo electrónico, una página web)
  • audio (hablar por teléfono)
  • audiovideo (una video grabación)
  • sincrónica: cuando la comunicación se da de tal manera que haya un flujo de información continuo y en tiempo real.
  • asincrónica (o no-sincrónica): cuando los flujos de información ocurren temporalmente espaciados (como ocurre con el correo electrónico).

Esta palabra tiene usos:

  • En comunicación social para Proceso de intercambio de información.
  • En Calidad de vida para Gerontología y Geriatría como ‘Escala de comunicación de Holden’, ‘Test del informador de Jorm y Korten’ y Actividades de la vida diaria de Katz, Barthel y Lawton..
  • En física, vasos comunicantes.

En la comunicación intervienen los siguientes elementos:

  • Emisor: es el que elabora el mensaje codificando la idea que desea transmitir de forma que pueda ser entendida por el receptor.
  • Receptor: es el destinatario de la información y deberá, por tanto, estar preparado para recibir el mensaje y conocer el código empleado.
  • Canal: medio por el que se transmite el mensaje. La transmisión del mesaje puede hacerse a través de distintos medios de comunicación (escritos, orales o gestuales) y empleando diferentes tecnologías (computadora, teléfono, televisión, etc.).
  • Ruido: es cualquier cosa que impide o dificulta la comunicación. como el uso de códigos ambiguos, una mala conexión telefónica, el ruido ambiente en la comunicación oral, etc.
  • Retroalimentación: proceso y propiedad del lenguaje por el cual cada mensaje sirve a la vez como respuesta a la precedente, y como parte del estímulo para el siguiente, cuya finalidad es verificar que el mensaje enviado ha sido “correctamente” codificado, transmitido, decodificado y entendido.
  • La comunicación se ha convertido en los últimos tiempos en una herramienta imprescindible para cualquier organización (por estas se entiende: empresas, instituciones, comunidades, un estado-gobierno) para perseguir sus objetivos como entidades sociales. Para gestionar está herramienta nació la figura del Director de Comunicación, comúnmente denominado dircom, y también el rol del Planificador comunicación al. Cada uno se encarga de gestionar la comunicación intra y extra-organización, acorde a los intereses, objetivos y la cultura donde desarrollan actividades.

Fuente: Wikipedia