Continuo dialectal

Un continuo dialectal es un conjunto de dialectos hablados a través de un área geográfica extensa, con diferencias ligeras en las zonas contiguas y con inteligibilidad mutua decreciente a medida que aumenta la distancia, llegando incluso a desaparecer.

De acuerdo con el paradigma Ausbausprache – Abstandsprache – Dachsprache estos dialectos pueden considerarse Abstandsprachen (es decir lenguajes autónomos). Sin embargo, pueden también verse como dialectos de una única lengua, asumiendo la existencia de una lengua estándar común a través de la cual sea posible la comunicación. Tal situación se denomina diglosia.

A menudo se cita como ejemplo a las lenguas romance de Portugal, España, Francia e Italia, aunque los dialectos intermedios tienden a la extinción. Otro ejemplo lo forman los muchos dialectos que componen el alemán, el holandés y el Afrikaans. Forman un único continuo dialectal con tres estándares literarios reconocidos. Aunque el holandés y el alemán no son mutuamente inteligibles, hay numerosos dialectos de transición que sí lo son.

Una situación similar se da entre una lengua criolla carente de prestigio y la lengua relacionada más prestigiosa, como por ejemplo la relación entre el inglés americano estándar y el inglés vernacular afroamericano. Algunos hablantes pueden recorrer con facilidad el continuo dependiendo del tema y el contexto.

Fuente: Wikipedia