Cristianismo

Conceptos

Cristianismo: Religión cristiana, es decir, aquella que afirma basarse en la doctrina, preceptos e ideas difundidas por Jesucristo.

Para la Historia de las ideas, el origen del cristianismo es más complejo, pero indudablemente se nutrió de amplios movimientos mesiánicos iniciados en el siglo I de nuestro calendario.

Cristiandad: Conjunto de los fieles que se declaran creyentes de Jesús de Nazareth como Hijo de Dios, seguidores de los preceptos de Jesucristo.

Introducción

El cristianismo es una de las tres grandes religiones monoteístas, junto con el Judaísmo y el Islam, y la segunda por orden cronológico, después del Judaísmo, de la cual proviene.

En la actualidad, el cristianismo y el judaísmo tienen mucho en común. El cristianismo considera como sagrados los libros contenidos en el Tanáj, (Toráh) llamado por los cristianos “Antiguo Testamento” y sus bases estan contenidas en el Nuevo Testamento.

El estudiante cristiano considera como palabra de Dios a ambos libros, el judaísmo sólo considera al Tanáj, “Antiguo Testamento” también conocido como La Ley (Toráh). Esta palabra “ley” es una mala traducción de Toráh, que se traduce correctamente como “Instrucciones” o “Enseñanzas” Del Judaísmo ha conservado:

Algunas de sus doctrinas fundamentales:

El monoteísmo

La creencia en un “mashíaj” (palabra hebrea de la cual deriva la cristiana “Mesías”) o “Cristo” (palabra esta incorporada a través del griego y que significa “ungido con aceite”).

El cristianismo concibe de forma diferente a su Mesías, de tal forma que, para la mayoría de las confesiones cristianas, Jesús (cuyo nombre original era “Ieshúah”) es la encarnación del Hijo de Dios y el libertador de toda la humanidad, no sólo de Israel.

Los cristianos y los judíos siempre han estado en desacuerdo sobre el Mesías, desde el mismo principio del cristianismo hasta nuestros días; estas divergencias se basan en interpretaciones diferentes de varios pasajes del Antiguo Testamento o Tanáj.

El cristianismo tiene su Dios en la Santísima Trinidad , aunque el católico admite la veneración de otras entidades como santos, ángeles y arcángeles.

El cristianismo como un Movimiento social desde los tiempos de Jesús y en las nuevas Iglesias que se fundan, tiene un ‘pensamiento social cristiano’ inequívoco de doctrina: un sistema ético, desde la voluntad popular, sobre y para los pobres, los humildes y los justos, su declaración de intenciones está en el Sermón de la montaña o las bienaventuranzas y resumido en la frase : ‘un nuevo mandamiento os doy, que os améis los unos a los otros’.

Su connotación como movimiento social está en la actitud del Gobernador hacia la figura de Jesús como un líder en su vida en Galilea.

Historia del cristianismo

Historia del cristianismo según versión católica

I. El cristianismo en Palestina.

II. Pablo de Tarso

III. El final de la etapa apostólica

IV. La Iglesia perseguida

V. Defensores de la fe cristiana

VI. El simbolismo cristiano

VII. El cristianismo, de culto libre a religión de Estado

VIII. Orígenes de la jerarquía eclesiástica

XIX. Expansión del cristianismo en los primeros siglos medievales

Historia del cristianismo según versiones recientes

  • Cristianismo primitivo
  • Cristianismo imperial: la difícil unificación
  • Cristianismo medieval
  • El tiempo de las reformas
  • Cristianismo barroco
  • Cristianismo de las Luces
  • Cristianismo y crítica radical
  • La Iglesia católica y el movimiento de las nacionalidades
  • crisis anti-modernista
  • Ecumenismo desde 1910
  • El C.OE.E
  • Vaticano II

Grupos cristianos

Algunos grupos que se han calificado o califican de cristianos son:

  • Cristianismo primitivo
  • Arrianos
  • Gnósticos
  • Cristianismo “moderno”
  • Católicos
  • Ortodoxos
  • Protestantes
  • Luteranos
  • Reformados
  • Anglicanos
  • Calvinistas
  • Pentecostales
  • Bautistas
  • Adventistas
  • Diversos
  • Cristadelfianos
  • Testigos de Jehová
  • Mormones

Entre las confesiones religiosas propiamente cristianas hay un movimiento denominado Ecumenismo que se deja cuestionar por las palabras de Jesucristo: “Padre, que todos sean uno” (Juan 17,21), y que por lo tanto busca volver a ciertas formas de unidad.

Fuente: Wikipedia