Disolución

Una disolución (del latín disolutio) una mezcla, a nivel molecular de una sustancia en un líquido disolvente. Una disolución será una mezcla en la misma proporción, en cualquier cantidad que tomemos (por pequeña que sea la gota), y no se podrán separar por centrigación ni filtración.

Se distingue, por ejemplo, de una suspensión, que es una mezcla en la que el soluto no está totalmente disgregado en el disolvente, sino dispersado en pequeñas partículas. Así, diferentes gotas pueden tener diferente cantidad de una sustancia en suspensión. Mientras una disolución es siempre transparente, una suspensión presentará turbidez, será traslúcida u opaca. Una emulsión será intermedia entre disolución y suspensión.

Las disoluciones tienen ciertas características en común. Entre otras, están las siguientes:

1.- Son mezclas homogéneas

2.- La cantidad de soluto y la cantidad de disolvente se encuentran en proporciones que varían entre ciertos límites. Por ejemplo, 100 g de agua a 0 ºC son capaces de disolver hasta 37,5 g de NaCl (cloruro de sodio o sal común), pero si mezclamos 40 g de NaCl con 100 g de agua a la temperatura señalada, quedará un exceso de soluto sin disolver.

3.- Sus propiedades físicas dependen de su concentración. Ej.

Disolución HCl (ácido clorhídrico) 12 mol/L Densidad = 1,18 g/cm3

Disolución HCl (ácido clorhídrico) 6 mol/L Densidad = 1,10 g/cm3

4.- Sus componentes se separan por cambios de fases, como la fusión, evaporación, condensación, etc.

5.- Tienen ausencia de sedimentación, es decir al someter una disolución a un proceso de centrifugación las partículas del soluto no sedimentan debido a que el tamaño de las mismas son inferiores a 10 Angstrom ( ºA ) .

Disolución Societaria. Es la terminación jurídica de una sociedad o compañía comercial, por el advenimiento de alguna de las causas establecidas en las leyes, incluyendo las sentencias que la impongan y lo establecido en los estatutos. Se exactamente contrapone a la constitución de las sociedades.

Fuente: Wikipedia