Estudio observacional

Concepto:

Los estudios observacionales son un conjunto de estudios epidemiológicos en los que no hay intervención por parte del investigador, y éste se limita a medir las variables que define en el estudio.

Un estudio observacional puede ser descriptivo o analítico.

Tipos de estudios observacionales:

Los estudios epidemiológicos observacionales pueden ser de tres tipos dependiendo del momento en que se llevan a cabo y de la información disponible en cada caso:

Transversales: Se desarrollan en un “momento” concreto del tiempo. Son los estudios de prevalecía.

Longitudinales: Se desarrollan durante un “período” definido de tiempo y suponen trabajar con dos bloques de información relativos a la misma población, la existente al comienzo del periodo de tiempo en estudio y la existente al final de ese periodo de tiempo. Estos pueden ser a su vez:

Estudio caso control: Son “retrospectivos”.

Estudio de cohorte: Son de carácter “prospectivo”.

Ventajas de los estudios observacionales:

Son más prácticos y factibles de realizar ya que la cooperación de los sujetos es menos necesaria.

Sus resultados son más generalizables a poblaciones geográfica o demográficamente definidas, lo que permite que este tipo de estudios sean apropiados para establecer metas de salud pública orientadas a una determinada acción.

Inconveniente de los estudios observacionales:

Escaso control de las influencias de los factores de confusión sobre los resultados del estudio.

Debido a la falta de control por parte del investigador, cada estudio observacional tiende a ser único, siendo muy difícil reproducir los resultados por otro investigador.

Fuente: Wikipedia