Éter (física)

En física y filosofía, el éter era la sustancia que se creía que ocupaba todo el espacio. El éter se utilizaba para justificar algunos fenómenos observados en la naturaleza, como por ejemplo la propagación de la luz en el vacío.

La luz es una onda y por tanto necesitaba un medio material en el que propagarse, que era el éter. Esta explicación estaba presente en los tiempos de formulación de la teoría del campo electromagnético por Maxwell, Kelvin y Tesla en la que el concepto de éter se incluía de manera semejante al moderno concepto de campo electromagnético.

En un intento de probar la existencia del éter y la velocidad de la traslación de la Tierra con respecto a éste Albert Abraham Michelson y Edward Morley diseñaron un experimento capaz de medir la velocidad de la luz en dos direcciones perpendiculares entre sí y con diferente velocidad lineal relativa al éter.

Éste fue el famoso experimento de Michelson-Morley cuyos resultados negativos en sucesivos intentos acabaron por disipar el concepto de éter y sirvieron de base a la formulación de la teoría de la relatividad especial de Einstein.

El significado inicial de medio por el que viaja una señal es el origen de la palabra Ethernet.

Fuente: Wikipedia