Etnografía de España

La población española está conformada por una base íbera, a la que se fueron agregando varios grupos étnicos que fueron ocupando la Península Ibérica en el transcurso de la historia.

Entre ellos, pueden destacarse celtas, ligures, romanos, judíos (conocidos como sefardíes o judeoespañoles), beréberes y, en menor medida, griegos, fenicios, godos o germanos, árabes, cartagineses y vikingos.

Entre los siglos XV y XVI llegaron también los gitanos, que todavía hoy constituyen la minoría étnica más importante de España.

Durante el auge del Imperio español, el país acogió algunos contingentes de venecianos, etc.

En las últimas décadas del siglo XX y principios del XXI, España ha pasado a ser un país receptor de emigrantes, primero ricos turistas europeos, fundamentalmente pensionistas alemanes y británicos, alojados en urbanizaciones residenciales frente al Mediterráneo.

Posteriormente, han llegado a España otro tipo de inmigrantes que escapaban de sus países en busca de una vida mejor: Latinoamericanos sobre todo (ecuatorianos, peruanos, bolivianos, dominicanos, cubanos y otros), marroquíes, nigerianos, etc.

Actualmente radican también en España, emigrantes del continente asiático, como los japoneses, coreanos, filipinos, tailandeses etc.

Fuente: Wikipedia