Fenicios

Los fenicios fueron un poderoso pueblo de mercaderes que vivió en las fértiles llanuras del Líbano y Siria a partir del año 2000 a .C. Se organizaban en ciudades-estado independientes, dedicadas al comercio, y enviaron barcos mercantes por todo el Mediterráneo para fundar colonias en sus orillas, desde Asia Menor hasta España.

Utilizaban un alfabeto fonético, que los griegos adoptaron a su propia lengua y, con el tiempo, sirvió de base para todos los alfabetos occidentales. La cultura fenicia fue muy importante en su época, pero, sorprendentemente, han quedado pocas huellas de su historia.

Conocemos su existencia, sobre todo, a través de los textos de otros pueblos que entraron en contacto con ellos, en particular los asirios, los babilonios y, más tarde, los griegos. La colonia fenicia más renombrada y poderosa fue Cartago, fundada en la costa norte de África hacia el año 800 a .C. Los cartagineses también fundaron colonias en España.

En el siglo III a.C., su influencia en la región mediterránea provocó un conflicto de intereses con los romanos. Roma y Cartago libraron tres largas guerras por el control de las rutas marítimas y terrestres con el norte de África y Asia Menor.

En el año 218 a .C., el general cartaginés Aníbal salió de España con un gran ejercito, que incluía elefantes adiestrados para la guerra, cruzo los Alpes e invadió Italia.

Aníbal derrotó al ejercito romano y estuvo a punto de ganar la guerra, pero mientras tanto, el general romano Publio Cornelio Escipión atacaba las posiciones cartaginesas en España y en el norte de África, lo que obligo a Aníbal a volver atrás para defenderlas.

En el año 202 a .C., Aníbal fue derrotado en la batalla de Zama, en el norte de África. La presión de Roma sobre los cartagineses no cesó hasta que, en el año 146 a .C., los romanos conquistaron y destruyeron por completo Cartago.

Fuente: Wikipedia