Filosofía

Filosofía Existen, básicamente, dos modos de “hacer filosofía”. Uno recibe el nombre de Filosofía continental y al otro se le ha denominado Filosofía analítica.

Ni siquiera existe acuerdo completo en este punto, pues algunos filósofos de una y otra corriente negarán que exista otro modo de hacer filosofía que no sea el suyo y afirmarán que “lo otro” no es filosofía.

En cualquier caso, la división es pertinente y clarificadora. La Filosofía continental es una forma de hacer filosofía que atiende a la historia de la Filosofía y dialoga con la tradición.

Por ejemplo, los filósofos continentales estudian a Aristóteles, Kant, Hegel o Nietzsche y, partiendo de esa tradición (o conjunto de tradiciones), hacen reflexiones, proponiendo visiones del mundo o del pensamiento.

La Filosofía continental se hace sobre todo en países como Alemania o Francia, aunque en los EE.UU. existe una fuerte tendencia en esta tradición.

Los temas comunes de la Filosofía continental son la epistemología, la Historia de la Filosofía , la Ética y la Estética , por citar algunos.

La Filosofía analítica nace con Gottlob Frege a finales del Siglo XIX. Dicha corriente tiene la mayoría de sus seguidores en Gran Bretaña, los EE.UU. y Australia, aunque hoy en día existen importantes grupos de filósofos analíticos en España, Francia, Italia y otros países.

La Filosofía analítica, tradicionalmente, se ha ocupado de temas como la Filosofía de la Matemática , la Filosofía de la Ciencia o Epistemología, la Filosofía de la mente, la Lógica , la Filosofía del lenguaje y, en algunos casos, Ética.

Una característica sobresaliente es que los filósofos de esta corriente aceptan unas reglas del juego comunes para todos. Un ejemplo ayudará a comprender esto.

En la Filosofía del lenguaje, dentro de la corriente analítica, hoy en día todos aceptan que la Teoría de la referencia directa es la teoría dominante a la hora de explicar el problema del significado.

Los filósofos que atacan esta teoría dominante lo hacen argumentando fallos en dicha teoría, como por ejemplo, el problema de los nombres vacíos (empty names).

Los filósofos analíticos no sólo aceptan unos métodos comunes, sino que publican en las mismas revistas (por ej. Mind, Ethics, etc.). En definitiva, la Filosofía analítica tiene mucho que ver con los métodos científicos.

Orígenes

Los origenes de la filosofia occidental se remontan a la Grecia clasica. Etimológicamente, la palabra ‘filosofía’, acuñada por los griegos, significa “amor a la sabiduria”. De acuerdo con Nicola Abbagnano, la palabra ‘filosofía’ aparece como nombre de una indagación:

Según Cicerón, quien usó por primera vez la palabra ‘filosofía’ fue Pitágoras. Él comparaba la vida con los festejos de Olimpia en los que algunos eran negociantes, otros sólo iban para concursar, otros por divertirse y otros por curiosidad. A estos últimos los llamó ‘filósofos’.

Otra fuente del orígen de la palabra ‘filósofo’ indica que Heráclito, al referirse a los indagadores, los llamaba ‘filósofos’:

Es necesario que los hombres filósofos sean buenos indagadores de muchas cosas.

Como indagación, fue el primer significado de ‘filosofía’, que hacía parte de un saber encaminado a un aprehender al ser más allá de las apariencias.

Por su parte, Platón le daba la denominación de ‘filosofía’ al conjunto de disciplinas tales como la Geometría , la música, y otras que se encaminaban a su función propedéutica. La filosofía se contraponía a la Sofía —muy propia de las deidades— y también a la dóxa, vale decir, a la mera la opinión del vulgo.

Fuente: Wikipedia