Genoma del mestizo mexicano y la diabetes

La diabetes debe abordarse como un problema nacional de salud por el incremento de su prevalencia, que en 2010, registró un 6.6 por ciento entre la población de 20 a 79 años de edad, y 20 por ciento en adultos de 60 a 69. Además, se han detectado casos en niños de 10 a 14 años.

Entre las acciones orientadas a ese fin, se debe considerar que el 65 por ciento del componente genético de los mexicanos es amerindio, y que debe ser abordado en lo particular, pues el diseño de medicamentos o cualquier tratamiento debe atender estos datos y ahondar en ellos para contar con un sistema de salud adecuado, consideró Marta Menjívar Iraheta, de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM.

El país tiene grupos con alta susceptibilidad al desarrollo de ese padecimiento, lo que se magnifica en asociación con el medio ambiente, prosiguió. Por ello, se debe descifrar la parte hereditaria que provoca la prevalencia.

Los datos publicados desde el siglo pasado por Rubén Lisker, y los resultados recientes de indagaciones en este ámbito, demuestran que el genoma de la población mestiza mexicana presenta, en promedio nacional, un 70 por ciento de origen indígena, casi 25 por ciento de caucásico, y cinco por ciento, de raíz africana.

La coordinadora del posgrado en Bioquímica Clínica de la FQ, instó a orientar los esfuerzos de los expertos al estudio de los grupos indígenas que subsisten en el territorio para conocer nuestra genómica.

Esto contribuiría a caracterizar las enfermedades más frecuentes y determinar un tratamiento óptimo. “Conformará el etnosoma, contribución de estas poblaciones al genoma del mestizo mexicano, que debemos identificar plenamente”, reiteró.

Según estimaciones de la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) en el mundo existen más de 366 millones de diabéticos, que en conjunto generan un gasto en tratamiento y control de 465 mil millones de dólares.

Fuente: www.oem.com.mx