Grupo social

Grupo social es un término genérico que se refiere a un número indeterminado de personas que interactuan entre ellas para conseguir un objetivo común y diverso. Es la parte más determinante de la estructura social (organización social).

Normalmente su objetivo es de tipo económico o político, pero también puede ser cultural, religioso, defensa, protección, deportivo, etc., es decir, toda clase de actividades humanas. Tiene connotaciones con la estratificación social, que se manifiesta en la clase social; estas son la propiedad, el prestigio y el poder.

Pero su ámbito es más determinado, tiene otras propiedades, como cohesión interna con reglas más rígidas y mayor percepción de pertenencia y más aun cuando el grupo es pequeño y primario como la familia, pareja o diada, que cambia de función, estabilidad e intimidad con un miembro más o tríada.

Se puede pertenecer a una clase social, según criterios económicos y culturales, y al mismo tiempo a uno o más grupos donde realmente se realiza y socializa la persona y se desarrollan los fines sociales y donde no será discriminada por clase social.

Al mismo tiempo los diferentes grupos interactúan entre ellos con una dinámica que forma las redes sociales. El liderazgo en un grupo es al mismo tiempo formal o establecido, organiza el funcionamiento y establece reglas y otro informal, que es más influyente o carismático y establece los ideales y la cultura grupal.

En el caso particular de un grupo de trabajo o comunidades de practica, los roles están más definidos y el entendimiento entre los miembros es mayor por cuestiones de productividad y pervivencia.

Los típicos grupos sociales están definidos por una actividad común: trabajo o cultura, principalmente, pero también es básica la actividad de comunicarse entre si los miembros y con la sociedad.

Desde un punto de vista de microsociología un grupo actúa como tal cuando es medio efectivo de realizar una actividad especializada y como ejemplo de denominaciones extremas en formaciones más especializadas, las bandas y el voluntariado que tienen distinto comportamiento interno, desde muy rígido y defensivo a más relajado y creativo.

También el carácter de grupo puede ser asignado desde el exterior a efectos estadísticos o formales y con poco contenido sociológico de percepción de pertenencia y de diversidad o en auto asignados como una tentación de los agentes políticos y económicos en convertirse en grupos de presión para sobrevivir y dominar con mecanismos de burocracia u oligarquías, respectivamente.

Pero el control de estas desviaciones lo hacen los ciudadanos, precisamente con mecanismos democráticos y con la cultura grupal que prima la diversidad enriquecedora y la productividad de la estructura social organizada en redes de grupos y así, la suma organizada de todos los grupos, unos y otros, forman la sociedad.

Fuente: Wikipedia