Hibris

La hibris o hybris (en griego ? ? ??? húbris) es un concepto griego que puede traducirse como desmesura. Es un sentimiento violento inspirado por las pasiones exageradas, y más concretamente por Ate, la furia o el orgullo, que con frecuencia acarrea un merecido castigo.

El hibris en la antigüedad

La religión griega ignoraba el concepto de pecado tal como lo concibe el cristianismo, lo que no es óbice para que la hibris parezca la principal falta en esta civilización. Se relaciona con el concepto de moira, que en griego significa «destino», «parte», «lote» y «porción» simultáneamente.

El destino es el lote, la parte de felicidad o desgracia, de fortuna o desgracia, de vida o muerte, que corresponde a cada uno en función de su posición social y de su relación con los dioses y los hombres (véase en el artículo moira la división del mundo realizada por los tres grandes Crónidas, que determina el destino de cada uno).

Ahora bien, el hombre que comete hibris es culpable de querer más que la parte que le fue asignada en la división del destino. La desmesura designa el hecho de desear más que la justa medida que el destino nos asigna.

El castigo a la hibris es la némesis, el castigo de los dioses que tiene como efecto devolver al individuo dentro de los límites que cruzó. Herodoto lo expresa claramente en un significativo pasaje:

«Observe los animales que son de tamaño excepcional: el cielo los fulmina y no les deja gozar de su superioridad; pero los pequeños no excitan sus celos. Observe las casas más altas, y los árboles iguales: sobre ellos desciende el rayo, ya que el cielo baja siempre sobre lo que supera la medida.» (Historia, VII, 10)

La concepción de la hibris como falta determina la moral griega como una moral de la mesura, la moderación y la sobriedad, obedeciendo al proverbio pan metron, que significa literalmente «la medida en todas las cosas», o mejor aún «nunca demasiado» o «siempre bastante».

El hombre debe seguir siendo consciente de su lugar en el universo, es decir, a la vez de su posición social en una sociedad jerarquizada y de su mortalidad ante los inmortales dioses.

La hibris es un tema común en la mitología, las tragedias griegas y el pensamiento presocrático, cuyas historias incluían a menudo a protagonistas que sufrían de hibris y terminaban por ello siendo castigados por los dioses.

En la Teogonía de Hesíodo, las distintas razas de hombres (de bronce, de hierro, etcétera) que se suceden unas tras otras se condenaron por su hibris. En cierto modo, la falta de Agamenón en el primer libro de La Ilíada se relaciona con la hibris al desposeer a Aquiles de la parte del botín que debería corresponderle en justicia.

Por su parte, Heráclito muestra la hibris como el señalamiento de una falta hacia el Nous o dios legal: «El sol no traspasará sus medidas, pues si no las Erinias, asistentes de la Diké , lo descubrirán.» No obstante, Heráclito piensa que mientras haya discordia, se podrá fundir las partes en el Uno. Por lo tanto aquí la hibris es un fluir de opuestos, haciendo posible la vida.

Había también una diosa llamada Hibris (o Hybris), la personificación del anterior concepto, de la insolencia y de la falta de moderación e instinto. Hibris pasaba la mayor parte del tiempo entre los mortales.

En el derecho griego, la hibris se refiere con mayor frecuencia a la violencia ebria de los aristócratas hacia los ciudadanos corrientes. En la poesía y la mitología, esta palabra incluye la connotación de que el perpetrador se compare como igual o superior a los dioses.

Personajes mitológicos griegos y romanos castigados por sus hibris:

  • Agamenón
  • Aracne
  • Belerofonte
  • Ciniro
  • Creonte
  • Eco
  • Edipo
  • Efialtes
  • Egisto
  • Euforbo
  • Héctor
  • Heracles
  • Iasión
  • Jasón
  • Marsias
  • Minos
  • Níobe
  • Odiseo
  • Orestes
  • Oto
  • Paris
  • Penteo
  • Prometeo
  • Quione
  • Salmoneo
  • Sísifo
  • Tamiris
  • Tersites

La hibris en la actualidad

Mientras la hibris en asuntos de poca importancia no es infrecuente, es especialmente peligroso cuando aparece en aquellos que controlan mucho poder.

Las organizaciones militares lo han advertido hace tiempo y muchas tienen especial cuidado al construir estructuras de organización y controles procedurales para limitar su peligro. Tales restricciones son mucho menos estrictas en la política, la religión y el comercio.

Ejemplos modernos de las consecuencias de la hibris son revelados por estudios de sucesos recientes y actuales cuando están se contrastan con los resultados previstos indicados con anterioridad.

En muchos de estos casos parece que la hibris moderna está arraigada en las sensaciones de superioridad cultural, racial, política y/o económica. Las consecuencias negativas de las acciones provocadas por la hibris parecen estar asociadas a una falta de conocimiento, interés y estudio de la historia, combinada con un exceso de confianza y una carencia de humildad.

Fuente: Wikipedia